2017: SE REGISTRARON MIL 848 CASOS DE AGRESIONES A LA MUJER Y FAMILIA ASOCIADAS AL CONSUMO DE DROGAS EN CUSCO

 

El Día Internacional de la Mujer es un momento para recordar que la lucha por erradicar la violencia hacia la mujer y la familia es larga y requiere el apoyo de todos. Una violencia que en muchos casos está asociada al consumo de alcohol o de estupefacientes. Según los datos de los Centros de Emergencia Mujer (CEM) del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), en el año 2017 se registraron un total de mil 848 casos de violencia hacia la mujer y otros integrantes de la familia en la región Cusco, cometidos por personas que consumieron alcohol o drogas.

El psicólogo Eduardo Cruz, experto en adicciones de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida Sin Drogas (DEVIDA), explicó que las drogas pueden alterar el comportamiento de una persona y que en el caso particular del alcohol y la Pasta Básica de Cocaína (PBC) pueden exacerbar la agresividad en quienes las consumen y llevar a que la desaten contra sus parejas.

“Las mujeres y niños son los grupos poblacionales más vulnerables frente a la violencia ocasionada por el consumo de drogas. Por ejemplo, el varón suele tener una mayor fuerza física que la mujer, por lo que puede ocasionarle un mayor daño físico”, afirmó.

Especificó que de los 22 mil 684 casos de violencia hacia la mujer registrados en el 2017, 6 mil 229 corresponden a Lima y Callao. En segundo orden está Arequipa con 2 mil 211 casos, seguido de Cusco con mil 848, Áncash con mil 296 y Junín con mil 184”, indicó.

MÓDULOS DE ADICCIONES

Cruz indicó que DEVIDA tiene un convenio con el Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual del MIMP por el cual en cada uno de los CEM que existen en el país se puede encontrar un especialista que brinda consejería en salud mental a las víctimas y que deriva los casos de consumo de drogas a los centros de salud especializados.

Agregó que la institución ha implementado más de 150 módulos de adicciones, ubicados en lugares estratégicos como centros de salud y hospitales del Ministerio de Salud (MINSA), en 20 regiones, en los que se brinda atención terapéutica gratuita en modalidad ambulatoria para consumidores y dependientes de drogas, incluyendo el alcohol y la PBC.

En Cusco, los Módulos de Atención de Adicciones están ubicados en los hospitales Regional del Cusco, de Quillabamba, Alfredo Callo Rodríguez de Sicuani, de Santo Tomás en Chumbivilcas y en los centros de salud de Belempampa y San Jerónimo en Cusco. Los horarios de atención son de lunes a viernes de 8 de la mañana a 1 de la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *